DEPENDENCIA MATERIAL


Cuando estamos pequeños unos soldados de plástico nos hacía feliz, llegó la bicicleta y los soldados pasaron a segundo término, pasa el tiempo y la felicidad va en relación a lo que estemos logrando, seremos felices cuando termine la universidad, seremos felices cuando me case, cuando tengo mi primer hijo, cuando tengo la parejita, cuando compre mi carro último modelo, cuando termine mi maestría y, la lista sigue y sigue. Hoy en día lo primero que tengo que revisar es el celular, cuidado si se me olvida, nos falta algo, dependemos de la tecnología, de tener un buen carro, una buena casa. No digo que este mal, digo que no debemos caer en la dependencia material, la felicidad es otra cosa, es mucho más que el IPhone 6. Disfruta al abrir los ojos, brinca de la cama, una oración de agradecimiento y listos, a revisar tus pendientes, no olvides desayunar, para todo hay tiempo. Recuerda siempre NO TODO ES TRABAJO. Ánimo que Dios tiene algo maravilloso para ti. Bendiciones.


Contáctame 

Tel: 01(962) 642 79 20

Para cursos y talleres:              

capacitacion@cacem.mx        

 

Área contable:

contabilidad@cacem.mx

Área de auditoria:

auditoria@cacem.mx

  • CACEM
  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow