• Admin

LA CARGA PESADA


Te perdono, pero no olvido. Frase que hemos escuchado o incluso la hemos dicho o pensado, y por supuesto que no olvidamos, al menos que perdamos la memoria. El hecho de perdonar es sanador para el que otorga el perdón, parecería que al no hacerlo estamos haciendo sufrir a terceras personas y no es así. Perdonar es liberar y no vivir atados al resentimiento, incluso hacerlo es medicina para nuestro cuerpo, vivir recordando aquel acontecimiento doloroso o de coraje hacemos daño a nuestra mente y salud, el hígado el principal afectado y con ello se desencadena una serie de acciones. Vivir en el pasado es fastidioso, es como andar un costal de resentimientos cargando en la espalda, y mientras más pesado mejor, somos las víctimas. No dejemos que el resentimiento nos haga daño, nos liberemos primero perdonándonos a nosotros mismos por el daño que hemos cometido, es el primer paso para poder estar en condiciones de perdonar a los que nos rodean. Tú mereces ser feliz, vivir sin cargas emocionales, pero tú y solo tú tienes esa decisión, nadie más la puede tomar por ti. Ánimo, confía en Dios como tu confidente y entrega tus tristezas, tus rencores, tus resentimientos.

Proverbios 27, 3 La piedra es pesada y la arena cansadora para caminar; más pesados todavía son los rencores del insensato.


7 vistas

Contáctame 

Tel: 01(962) 642 79 20

Para cursos y talleres:              

capacitacion@cacem.mx        

 

Área contable:

contabilidad@cacem.mx

Área de auditoria:

auditoria@cacem.mx

  • Facebook Long Shadow
  • Twitter Long Shadow